¿Cómo crear un pequeño balneario en casa?

A todos nos gusta visitar de vez en cuando un balneario y disfrutar de un momento de tranquilidad después de la agobiante rutina diaria a la que nos tenemos que enfrentar. El problema es que, tal y como se encuentra la economía en estos momentos, no siempre disponemos del capital necesario para hacer nuestra pequeña excursión.

No obstante, podemos hacer unos pequeños cambios para conseguir crear un balneario en nuestra casa y no tener que gastar demasiado dinero en ello. Sigue leyendo para saber cómopuedes hacerlo.

tomando un baño en el balneario

Tips para crear un pequeño balneario en casa

Crear el ambiente perfecto

Podemos empezar con nuestro proyecto haciendo alguna mejora en la decoración de nuestro cuarto de baño. Analiza cualquier pequeño detalle ya que todo lo podemos llegar a cambiar: podemos elegir nuevos muebles de baño, cambiar los azulejos… te recomendamos que utilices materiales naturales para conseguir una sensación de tranquilidad increíble.

¿Ducha o bañera?

La ducha suele ser la mejor opción ya que nos ayudará a evitar gastar tanto dinero en nuestra factura del agua mensual…además, como disponemos tan poco tiempo no podemos utilizar la bañera.

En realidad eso siempre dependerá del espacio que podamos llegar a tener. Podemos llegar a relajarnos tanto en la ducha como en una bañera pero asegúrate de adquirir unos modelos que se ajusten a nuestras necesidades (chorros direccionales así como cualquier otro detalle que le quieras incorporar).

balneario en casa

Los detalles: la clave de un balneario

Por mucho que cambiemos completamente el estilo de nuestro baño y que hagamos obras más o menos estructurales tendremos que fijarnos en los pequeños detalles para conseguir el aspecto relajante que queremos conseguir.

Por ejemplo, asegúrate de tener preparados algunos elementos como sales, aceites, aromas y, por supuesto, velas. Todas estos productos están pensados para conseguir que nos relajemos lo máximo posible.

Imagina el ambiente: preparar la bañera con una espuma que nos pueda cubrir completamente, sales de baño para poder conseguir aromas embriagadores, una sucesión de velas en los laterales, y aceites para aplicar en el agua y conseguir los mejores efectos durante nuestra piel.

Idílico ¿verdad? Pues esto es algo que podemos llegar a hacer sin necesidad de hacer grandes reformas ni tan siquiera gastar mucho dinero. Tan solo tenemos que analizar nuestro baño para analizar los detalles que vamos a querer potenciar.