Distintos masajes que nos hacen sentir mejor

Los masajes son una buena manera para preservar la buena salud de nuestro cuerpo. Ayudan a conseguir que la sangre pueda fluir de forma adecuada en nuestro organismo y a evitar que se produzcan acumulaciones o coagulaciones en ciertas áreas.

También tienes que saber que no todos los masajes son iguales, dependiendo de la forma, de la atmósfera así como de la técnica utilizada, pueden tener unos u otros beneficios interesantes.
A continuación hemos creado una pequeña lista con diferentes tipos de masaje y los efectos que aportan al cuerpo.

Masaje relax: Probablemente este sea el tipo de masaje más habitual. A la hora de darlos tenemos que aplicar una técnica muy suave que consistirá en recorrer diferentes zonas utilizando nuestros dedos. Normalmente se suele empezar por la zona de los trapecios ya que en ellas en donde se reflejan algunos de los síntomas del cansancio y el estrés.

Masaje relax

A continuación tendremos que desplazar los por los dorsales (por la espalda) y luego avanzaremos por la zona de las piernas y de los pies. Seguiremos por los brazos y terminaremos en el cuello cabelludo y rostro.
Es importante ir poco a poco para qué el toque relajante sea óptimo.

Masaje descontracturante: En muchas ocasiones podemos tener ciertos dolores en los músculos cuando los músculos se contracturan. Puede ser que hayamos dormido en una mala posición o que hayamos adoptado una mala postura a la hora de hacer deporte.

Este tipo de masajes se encargarán de hacer que los músculos puedan fluir de la forma adecuada. La principal diferencia con la técnica anterior es que los movimientos van a ser algo más profundos y mucho más consistentes (requiere de unos conocimientos mucho más especializados). Si un profesional te hace uno de estos masajes, vas a quedar fascinado del resultado.

Masaje deportivo: Este masaje está pensado con el objetivo de que nuestros músculos se relajen después de que hayamos estado sometidos a un entrenamiento intenso, a una competición o a un evento relacionado.

La gran característica de este tipo de masaje es que los movimientos destacarán por ser mucho más rápido y se centrarán en las zonas doloridas. Además, entre otras de las técnicas utilizadas también se acompañarán con elongaciones y estiramientos.

Masaje deportivo

La idea es conseguir que el cuerpo y sus músculos recuperen su estado inicial de antes de haber iniciado el deporte.

Reflexoterapia: Por último terminamos con este tipo de masaje que tiene como objetivo centrarse en los centros nerviosos, energéticos y circulatorios del organismo.

Cuentan que puede ayudarnos a resolver problemas nerviosos, disfunciones físicas, problemas energéticos y algunas enfermedades autoinmunes.
Estos son sólo algunos de los masajes más importantes… pero existen muchísimos más.